lunes, 12 de diciembre de 2011

POLÍTICA Y SOCIEDAD EN EL MÉXICO VIRREINAL

En el siglo XVI España era el imperio más grande y poderoso del mundo. Entre los territorios españoles de América, los más ricos eran los virreinatos del Perú y de la Nueva España. Este último llego a abarcar lo que ahora es México, mas parte de los Estados Unidos y de Centroamérica.
El emperador Carlos V y su hijo, Felipe II, tuvieron que hacer frente a rebeliones en España, y sostuvieron muchas guerras en Europa. Construyeron palacios, iglesias y monasterios. Gastaron en la organización y defensa de sus posesiones. A pesar del oro peruano y de la plata novohispana, el imperio vivía en bancarrota. Gastaba más de lo que recibía.
LAS AUTORIDADES DEL VIRREINATO

En la Nueva España la autoridad máxima era el virrey. Dirigía la política  del Virreinato, veía que se hiciera justicia y administraba la economía; era el jefe del ejército y debía proteger a la iglesia.
Además del virrey, había dos audiencias o tribunales superiores que se encargaban de oír quejas de los pobladores, hacer justicia y asegurarse de que las leyes se cumplieran. Una estaba en la ciudad de México y la otra en Guadalajara.
Don Antonio de Mendoza fue el primer virrey de la Nueva España, de 1535 a 1550.
Los alcaldes mayores gobernaban en los pueblos indios, y los corregidores en los españoles, las autoridades más importantes en las ciudades eran los cabildos o ayuntamientos.
LA IGLESIA

La iglesia católica tuvo pronto sus primeras diócesis, con sus obispos. Su deber era cristianizar a los nativos y atender las necesidades espirituales de los españoles.
En un principio, las tareas se dividieron. De las parroquias de indígenas se encargaban las órdenes religiosas; de la gente de las ciudades, el clero secular, el que no estaba en los conventos. Con el tiempo, este fue haciéndose cargo también de los pueblos de indios.
La iglesia se ocupaba de la educación y de la asistencia social. Tenía colegios, hospitales, asilos y orfanatos.
LA SOCIEDAD

La sociedad novohispana estaba dividida en grupos, según el origen de las personas. Los españoles eran minoría, pero poseían muchas tierras y casi todas las minas. Ocupaban los cargos más importantes, en el gobierno y en la iglesia. Participaban en el comercio. Dominaban a los indígenas, los criollos (hijos de españoles o de criollos), los negros y las castas, que eran el resultado de las diversas mezclas. La más abundante e importante era la de los mestizos, hijos de españoles e indígenas.
Sobre todo a finales del siglo XVI, los indígenas sufrieron epidemias. Muchos perdieron sus tierras y tuvieron que trabajar para los españoles y criollos. Los que no vivían en los pueblos de indios trabajaban en haciendas, minas o en las ciudades como sirvientes. La esclavitud siempre estuvo prohibida, excepto cuando se revelaban contra el gobierno virreinal
Durante el siglo XVII la población de la Nueva España se redujo, faltaron manos para trabajar y la economía comenzó a decaer.  Al avanzar los novohispanos hacia el norte las tribus chichimecas de San Luis Potosí, Zacatecas, Aguascalientes, Coahuila, Durango, se mezclaron tanto entre ellas mismas y con los españoles y los indígenas del centro, que comenzaron a convertirse en ese pueblo mestizo que somos los mexicanos.
LOS CRIOLLOS

Los criollos constituyeron una minoría que fue creciendo y haciéndose cada vez más importante. Tenían tierras y minas; ocupaban puestos en la iglesia, el gobierno y el ejército, pero no los principales, que deseaban tener. Esos cargos eran de los españoles peninsulares, los nacidos en la península ibérica.
Los criollos se interesaron en el pasado de esta tierra. Mandaron construir catedrales, iglesias, conventos y casas magnificas, verdaderos palacios. Hubo grandes escritores criollos como Sor Juana Inés de la Cruz y Carlos Sigüenza y Góngora.
En 1864, el sacerdote criollo Miguel Sánchez difundió la devoción por la Virgen de Guadalupe, que según la tradición se había aparecido en 1531. Indios, criollos y mestizos se unieron en un gran culto que abarcaba completa a la Nueva España, esa nueva unidad en formación.
LAS REFORMAS DEL SIGLO XVIII
Al comenzar el siglo XVIII subió al trono de España la familia de los Borbones. Al imperio le faltaba dinero para sostener sus guerras y perdió posesiones, sobre todo en Europa. La falta de población había empeorado sus dominios americanos, donde los criollos habían ido ocupando puestos cada vez más importantes.
Los Borbones redujeron la influencia de la iglesia, y el 1767 expulsaron e sus dominios a los jesuitas. A los españoles establecidos en la nueva España y a los criollos les quitaron los puestos importantes. En adelante los funcionarios vendrían de la península. Fomentaron las artes y la minería; en las minas más ricas, como las de Zacatecas, Taxco, y Guanajuato, se hallaron nuevas vetas. México se convirtió en el productor de plata más importante del mundo.
Los Borbones aumentaron los impuestos y dividieron el Virreinato en Intendencias para facilitar su administración. Con el fin de sostener sus reformas crearon un enorme y costoso ejército, que nunca había existido en la Nueva España.
El trastorno social que significaron las reformas y las dificultades económicas del imperio fueron quizá las causas más importantes de la revolución de Independencia.
IDEAS DE LIBERTAD
La sociedad novohispana, basada en el dominio de los españoles peninsulares sobre los criollos, los indígenas, los mestizos, las demás castas y los negros, presentaba enormes desigualdades económicas, sociales y de educación. También las había entre las ciudades y el campo, y entre las distintas regiones. Estas desigualdades fueron otras de las causas de la revolución de Independencia.
Otra más fue el estancamiento en que España mantuvo sus dominios; la prohibición de fabricar muchas cosas, las trabas a la circulación de ideas y de gente, la censura contra la prensas. A finales del siglo XVIII comenzó a sentirse la influencia de nuevas ideas, cada vez más personas ponían en duda que el poder de los reyes fuera un don divino. Surgió el romanticismo, que era una manera nueva de hacer música y poesía, y una manera nueva de vivir, en la cual uno de los valores supremos era la libertad.

1 comentario:

  1. me gusto tu bloc, enserio esta completo en los aspectos fundamentales.

    ResponderEliminar